bossoirs

¿Para qué sirven los pescantes?

Es posible que los pescantes no le resulten familiares al ciudadano de a pie. Pero no para los navegantes, ya que los pescantes son imprescindibles para algunos barcos y opcionales para otros.

Es un dispositivo de elevación

En tierra, las grúas suelen considerarse equipos para levantar objetos o materiales pesados. En el agua o en el mar, la tendencia es más hacia pescantes. Es un término marino y, a grandes rasgos, se refiere al dispositivo de elevación que suele instalarse en la popa (parte trasera de la embarcación) o en los laterales en algunos casos.

Así, los pescantes desempeñan el papel de una grúa y se utilizan principalmente para izar, desatracar y bajar. En el caso de las embarcaciones de recreo, su uso se concentra más bien en elevar o botar botes, motos acuáticas, lanchas neumáticas o incluso un bote salvavidas.

Pero no sólo eso, ya que esta herramienta también ayuda a evitar el desorden en la cubierta durante la navegación. Es sencillo, te permite mantener la embarcación suspendida en el pescante.

Diferentes modelos

Diseñados para levantar pesos, los pescantes están disponibles en diferentes modelos para satisfacer mejor las necesidades de los usuarios. Por eso puedes encontrar pescantes telescópicos, hidráulicos, articulados, eléctricos, incorporados o desmontables.

Y la lista es larga, pero para abreviar, debes saber que estos equipos pueden dividirse en dos categorías principales:

  • Los adaptados al transbordo de objetos de peso limitado;
  • Los adecuados para manipular equipos muy pesados.

En el primer caso, se utilizan pescantes manuales equipados con polipastos de cuerda y poleas. Para los equipos muy pesados, debes buscar modelos hidráulicos o eléctricos.

¿Cómo elegir un pescante?

Con los diferentes modelos de pescantes disponibles en el mercado, no siempre es fácil hacer la elección correcta. Pero no tiene por qué serlo, ya que puedes hacerlo más fácil con un poco de discernimiento.

Para ello, tienes que empezar con los cálculos para comprobar el peso del pescante y su carga (tierna u otra). El objetivo es que la combinación de estos elementos no afecte a la estabilidad de tu barco. Luego, no olvides medir el espacio que debe ocupar el pescante, sin olvidar el espacio para el bote para evitar el desorden.

Al hacer esto, aumentas las posibilidades de elegir el pescante adecuado para tu barco. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, los pescantes clásicos caben fácilmente en una embarcación a partir de 9 metros de eslora (unos 30 pies). Y si necesitas aún más espacio, piensa en los pescantes telescópicos o plegables.

Entradas creadas 108

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba